• Poema Destacados - Domingo 23-03-2014 - Web 2

    Detenidos

    Compartir

    Un Iván que cuenta 9 años preso sin justicia.

    Un Leopoldo que lleva un mes encarcelado.

    Un mes que crece todos los días.

    Una colmena de estudiantes detenidos por una noche,

    por dos semanas, por treinta mediodías.

    Quinientos apellidos atascados en un calabozo.

    La suma de todos: un país malherido.

    Leer más
  • La sangre de las espinas - Web

    La sangre de las espinas

    Compartir

    “Me arrastran, me arrastran a donde no sé ir”, dijo alguna vez André Breton y hoy me detengo en el escalofrío de ese verso. Así parece andar el país entero. Confieso que nunca me imaginé viviendo un siglo XXI tan primitivo, no en esta parcela del mundo donde respiro y envejezco. Nos ha tocado, a los venezolanos, toparnos de bruces con nuestras propias miserias. Alguien dejó abierto el viejo galpón de los escrúpulos y ya no queda ninguno. En realidad, hoy ni siquiera somos la sospecha de lo que creímos ser

    Leer más
  • El mes mas largo - Web

    El mes más largo

    Compartir

    El país tiene hoy la voz altisonante del caos. Perdigones y balas atravesando pieles humanas, solo eso ha cruzado el aire en estos días. La imagen de una mujer militar golpeando ferozmente, con su casco, el rostro de una manifestante que yace en el suelo se ha convertido en un documento escalofriante. La anécdota trágica de cada muerte: la sonrisa destrozada de Bassil Da Costa, el motorizado degollado por una barricada; la reina de belleza fulminada por una bala inequívoca. Siguen las muertes. El conteo de los heridos. Los estudiantes torturados con electricidad y miedo. Mientras tanto: el poder baila y reprime. El poder miente y dispara. El poder hunde sus uñas y grita carnaval. La televisión voltea la mirada a ninguna parte. Los árboles se asfixian con la gente que huye bajo nubes lacrimógenas. Un estudiante aparta su vergüenza y denuncia haber sido violado por un fusil. El poder no le cree y esconde el fusil. El saqueo abre las santamarías. El insomnio nos cocina los ojos. Violencia es hoy el atroz sustantivo que nos define. Y dolor, el sitio por donde deambula nuestro ánimo

    Leer más