• scream_by_po_sol_ona

    El paredón de fusilamiento

    POR: CARAOTADIGITAL - NOVIEMBRE 03, 2016

    Compartir

    Y entonces aquí estamos de nuevo, irascibles, revueltos, desmadrados, henchidos de rabia, bramando insultos contra nuestros pares, condenando a diestra y siniestra todo lo que ayer era referente y aplauso. Esto somos, jueces inclementes, tribunal supremo y verdadero de la política nacional. Nosotros, los que nunca nos equivocamos. Nosotros, los intachables. Nosotros, los grandes estrategas. Todo aquello que no suceda a nuestro tiempo y concierto es dislate, traspiés, error. Y vamos colocando en el paredón de fusilamiento a cada líder cuya voz desafine o se aleje, así sea por minutos o días, del clamor ciudadano. Somos la opinión pública. Somos la razón unánime. Nada que se aleje de nuestros dicterios está permitido. Y así, en un chasquido de dedos, el ídolo se convierte en fantoche, el paradigma en traidor, el sensato en paria. Nunca nos equivocamos, porque somos el pueblo y así reza el lugar común. Si gritamos estampida se nos debe complacer. Si pedimos estridencia y remolino, no otra idea se puede someter a consideración. Somos grito y consigna callejera, somos arrebato, somos pasión y desenfreno. ¿Para qué la mesura? ¿A quién le importa la prudencia?

    Leer más
  • casa-por-carcel-uso-dispositivos-brazaletes-electronicos-colombia-legal-corporation

    País por cárcel

    Compartir

    A las 4 de la madrugada sonó el teléfono. Marcelo se removió en la cama y apagó la alarma. Creyó que el amanecer había llegado precozmente. Pero el teléfono insistió. Su mujer le aclaró que era una llamada. Entonces respondió. “¿Puedes venir a ayudarnos? Nos están allanando”, le dijo una voz que aún no reconocía. Marcelo Crovato es abogado penal. Los problemas de sus clientes no tienen horario. Se levantó de la cama para cumplir con su labor. Nunca pensó que esa llamada le iba a cambiar la vida.
    Era el 22 de abril del 2014. Un período de protestas de calle y feroz represión. Marcelo vivía en pleno Chacao, el ojo del huracán en tiempo de guarimbas. Mientras se vestía recordó que ese sería apenas el segundo caso que tomaba de ese cliente. En rigor, era al revés, Marcelo Crovato era el verdadero cliente, pues Ignacio Porras era el dueño de la lavandería que frecuentaba.
    Su destino quedaba apenas a dos cuadras

    Leer más
  • untitled-1

    La huella de la resurrección

    POR: CARAOTADIGITAL - OCTUBRE 20, 2016

    Compartir

    Hago memoria de todos los artículos y crónicas que he publicado en los últimos años y allí está el país, arrumbado en un largo puñado de hojas, hojas que se parecen mucho entre sí, que acumulan una fatiga enorme, que destilan la extravagancia de estos tiempos donde la normalidad ha sido encerrada en un oscuro calabozo. Mis páginas se parecen a las de tantos otros escritores y articulistas que han sentido la necesidad de inventariar la tragedia venezolana. Allí se han convocado palabras que huelen a agobio, a quejumbre, a ruido de perdigones, protesta, represión, sangre y oscuridad. Son documentos sobre el hedor del autoritarismo convertido en costumbre. Lo que veo en el espejo retrovisor de mi escritura es la monotonía del desastre. La gramática de un país que solo ha sabido fracasar en estos últimos 17 años. Los ácaros transitan por una montaña de papel aburrida de sus propias quejas, agotada de hablar de abusos presidenciales, irresponsabilidad, negligencia, corrupción, violencia, intolerancia. Los sustantivos que definen al chavismo

    Leer más