• Domingo de Resurrección - Web

    Domingo de resurrección

    Compartir

    No, no es una equivocación del calendario. Claro, no estamos en Semana Santa. Y no es, como lo evoca la liturgia católica, “la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor”. Aunque la tentación de untarle esa frase al momento político que vive hoy el punto más al norte de la América del Sur es grande. Pero me entona ese título. El destello a buena noticia que ostenta.

    ***

    Hoy, 6 de diciembre del año 2015, la contraseña para un país llamado Venezuela es que todos sus ciudadanos en masa, en multitud, en bulto de millones, vayan a votar. La contraseña es la lucidez. La contraseña es arrojar el miedo al cesto de la basura porque hoy el miedo no nos sirve, no es útil, es un estorbo para el curso de la historia

    Leer más
  • Sin título-2

    La gran pregunta

    Compartir

    En todas las esquinas del país nos encontramos con la misma pregunta, como si fuera un semáforo inevitable, en el que uno se detiene con cautela: ¿Qué va a pasar el 6 de diciembre? La pregunta la repiten las azafatas, los taxistas, los mesoneros, los beisbolistas. Incluso hasta aquel que no tiene edad para votar. El país entero está acechante, desvelado por la incertidumbre, como quien espera el resultado de una delicada biopsia. Pero esta vez en el consultorio del médico hay, apretadamente, millones de pacientes con el alma en vilo.La interrogante “¿Qué va a pasar el 6D?” entraña, a la vez, una cadena de preguntas. La incertidumbre tiene varias gavetas

    Leer más
  • CesarMiguel

    La voz editorial de las mañanas

    Compartir

    Usualmente, la salida del sol se asocia con el vigor de los comienzos. El mundo empieza una vez más con cada amanecer. La vida estrena otra función. Pero en Venezuela, desde hace largos años, estrenar el día es reiniciar el agobio, recordar en qué capítulo del desatino andamos. La sensación de que todo comienza de nuevo cambia a la certeza de que todo sigue peor. Y entonces uno prende la radio y se asoma a las noticias, como quien se asoma temerosamente a un precipicio. Con el vértigo en la orilla del café

    Leer más