• 52873bille

    ¿Dónde está el límite?

    CaraotaDigital - junio 9, 2016

    Compartir

    Todo parece haberse salido de control. Las historias de la vida ordinaria de los venezolanos son cada vez peores. Son extraordinarias, desoladoramente extraordinarias. Historias de hambre. Hambre en mayúsculas. Hambre en los ancianatos, en los hospitales, en los colegios. Pero sobre todo, hambre en los hogares. El reportaje del pasado domingo en El Nacional titulado “Hacer mercado en la basura” refleja un nuevo punto de inflexión en la miseria que invade al país. Ahora, para muchos, la única forma de comer es escarbando en los basurales de los mercados. No estamos hablando de indigentes. Ni de yonquis de la droga. Estamos hablando de un diseñador gráfico, de un vendedor de jugos naturales o de un ama de casa. Es gente normal. Gente a la que antes su sueldo, por más exiguo que fuese, le servía para vivir, para comer tres veces al día, para tener otras urgencias. Ahora les toca elegir, entre la basura, las hojas de lechuga sobrantes, las cebollas no tan podridas, alguna mandarina marchita y vieja

    Leer más
  • India

    La India, el país de la desmesura

    Compartir

    Invoco un fragmento del diálogo que trazó el italiano Alberto Moravia al comienzo de su libro “Una idea de la India: la crónica de una fascinación”:
    “De modo que has estado en la India. ¿Te has divertido?
    – No.
    – ¿Te has aburrido?
    – Tampoco.
    – Pues, ¿qué es lo que te ha pasado en la India?
    – He hecho una experiencia.
    – ¿Qué experiencia?
    – La experiencia de la India”

    Leer más
  • Sin título-5

    El país malandro

    CaraotaDigital - junio 2, 2016

    Compartir

    Ocurrió en el Farmatodo de Colinas de Bello Monte. Era aún de noche, madrugada profunda, cuando una señora, cercana a los 50 años, llegó a hacer la cola que todos los días se forma en dicha farmacia, como en tantos otros lugares del país donde se venden –exigua y penosamente- alimentos y medicinas. Delante de ella ya había cinco mujeres colocadas, en orden, frente a la santamaría cerrada del local. Estar en la calle, a las 4 am, en la ciudad más peligrosa del mundo, es poco menos que suicida. Pero toca hacerlo. No hay otra opción en este absurdo y penoso país que hoy tenemos

    Leer más