• Inicio > Poesía

    Los materiales humanos

    Común Presencia Editores, 2010

    Compartir

    Lírica

    La maniobra siempre se ha creído distinta.

    Las páginas blancas no se llenan de poemas.

    No se trata de sacudir los dedos y que entonces
    aparezcan estrellas, estepas, estíos.

    No es que uno se sienta y de los ojos caen
    misterios, arrullos, otoños.

    Nadie salpica de poema una página blanca.

    Ellos siempre han estado ahí, como animales tibios
    detrás de la nieve.

    El rigor reside en rasgar la página
    limar en lo blanco
    excavar en ciertas zonas.

    De acuerdo al sitio elegido, así el poema.

    A diez cemtimetros de los bordes, por ejemplo,
    siempre se encuentran
    advervios de bronce
    ideales para la fatiga del amor.

    Si insitimos en el centro
    yacimientos enteros
    del verbo morir.

    A un costado de la página
    ráfagas, relámpagos, relentes.

    Todo depende de donde hurguemos
    con afán y vigilia.

    Pero es sabido y contrario a la leyenda:

    En una página en blanco
    al fondo, adentro,
    están todos los poemas del mundo.

    Los materiales humanos - Web 300 x 490

Más en Poesía